Blogia

Selvio

Volví

Ayer volví a recibir visitas, tuve varias propuestas pero solo uno llegó, Beto Pomona, tal vez alguna vez ya les hable de él...

En cuanto le mandé mensaje me respondió y dijo que podía llegar en 40 minutos, llegó en 50, con el fierro bien macizo, nos abrazamos y sus manos tocaron todo lo que de mi se le antojaba y pues yo hice lo propio...

Su gran fierro en mi mano se sentía macizo, caliente y palpitante mientras sus manos apretaban mis nalguitas...

Sin quitarme la tanga me nalgueó repetidamente, sin decirlo me castigaba por haberlo tenido abandonado tanto tiempo 

- No papi, no me pegues

- Mámamela

Entonces me contorsioné como pude para seguir dándole acceso a mi trasero y poder meterme su miembro en la boca, fue delicioso, sentir su caliente trozo de carne de vuelta entre mis labios, llegar a mis anginas y hacerlo gemir de placer...

Le comí los huevos, nos abrazamos, me chupo las tetillas, me puse en cuatro sobre el sofá para entregarle mi abertura trasera, poco a poco me fue penetrando dejáandeme gozar unos segundos de cada una de las pulgadas de la longitud de tu miembro, me fue abriendo y mi recto se fue amoldando a su grosor hasta que lo tuve todo adentro, entonces comenzó ese movimiento milenario que nos llena de placer...

Primero en cuatro, poco a poco me fui empinando hasta solo ser esa abertura franca a la altura de su pelvis donde incrustar su firme virilidad, sus manos separaban los cachetes de mi culo para que su miembro entrara y sus huevos rozaran incasables la entrada de mi ano...

Fueron largos los minutos que me penetro, terminamos en el suelo y casi para terminar me la sacó, se sentó en el sofá, se arrancó el condón y me pidió la boca para hacerlo terminar, sin pensarlo dos veces abrí la boca y me metí su verga, se la chupé hasta sentirlo estallar dentro de mí, me llenó de semen, me la sacó de la boca y me tiró un poco de leche en una de mis tetillas, me voltee y le ofrecí el trasero para que le diera su parte, sentí un poco de su lefa en una nalga, luego en mi hoyito y me dió un breve piquete para que se metiera en mi interior...

Exhaustos nos abrazamos por unos segundos antes de ir a la regadera...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Hernán

 

Anoche, por fin, volví al cruising, con la suerte de encontrarme solo con Hernán, no recuerdo bien si ya les he hablado de él, Hernán ha estado presente en mi vida por varios años, ha sido uno de mis picadores no oficiales desde casi que comencé a visitar los lugares de cruising...

Tiene un miembro delicioso que he tenido la fortuna de disfrutar en varias posiciones, tanto oral como analmente...

Anoche supe que solo tenía la intención de darme por la boca y por ello me preparé a gozarlo intensamente usando mis habilidades bucales al máximo...

El macho se paró frente a mí y yo caí de rodillas frente a él, esperando pacientemente a que se bajara la bragueta y me ofreciera su grueso animal, comencé por lamerle los huevos y las ingles, saboreando su sudor, aspirando ese olor de macho que emana la verga, sintiéndolo enloquecer mis hormonas, mi lengua recorrió cada rincón de su área genital...

Poco a poco fuí engullendo todo lo largo, todo lo grueso de su miembro que, al ir creciendo, me iba acariciando el interior de las mejillas y las anginas, llenándome de felicidad

¡Por fin volvía a sentir un miembro viril entre mis labios!

Mi pequeño miembro se iba endureciendo y mi anillito se comportaba como una boquita hambienta, conforme ese miembro disfrutaba al penetrar mi boca mi culito se abría y cerraba pidiendo un poco de esa carne...

No se ni cuanto tiempo pasó, solo sé que le comí la polla acariciándole el vientre, velludo, los pectorales, las nalgas, por momentos le mordía los muslos sin dejar de acariciarle el miembro, fueron momentos de gran placer, me siento feliz de haberle vuelto a encontrar...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Frases

 

Hoy recordé algunas de la frases mas sabrosas que he escuchado en labios de los hombres que se han cruzado en mi camino...

El placer al escucharlas y recordarlas solo lo supera el mismo hecho de tener sus miembros entrando y saliendo de mi cavidad oral o anal...

Frases como:

"Bájate tantito los calzones y agáchate para que te la meta"

"Voltéate y ábrete, te quiero coger"

"Mámamela un ratito para que se me ponga bien dura"

"Préstame acá ese culito, te voy a coger"

Me las han dicho y las he disfrutado, como ya dije, casi tanto como tener la verga dentro.

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Hembra

Me gusta cuando me tratan como a una hembra, cuando con sus manos, al tocarme y con el tono de su voz, me transforman, me hacen sentir deseada...

- Ven aca nena, préstame ese cuerpecito

Cuando sus manos recorren la redondez de mi trasero, la suavidad de la piel de mis pezones, cuando me provocan gemidos feminoides y me dejan sin habla, sin saber como responder a sus palabras, a veces cariñosas a veces un poco violentas pero todas con el morbo que provocan sus ganas de tener donde descargar su semen...

- Eres una puta

- Muévete así, bien rico mami

Me entrego a ellos, acepto sus erecciones en mi boca, las acaricio con mis labios, con mi lengua y se las chupo hasta ponérselas bien dura, a veces escondo un condón en una de mis mejillas y mientras les hago el oral se los pongo...

Cuando han alcanzado la firmeza necesaria se las dejo bien babeadas y resbalosas para que la puedan deslizar mas facilmente entre la tibia carne de mis nalgas y me penetren...

Me penetran y ambos gozamos, cambiamos de posición y aprovechamos al máximo esos momentos de erotismo en los que yo soy su hembra y ellos son mi hombre.

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

El Cuarto del Vapor

Hoy recordaré el cuarto de vapor del club Wilmington, ese que nos remodelaron y con eso mataron, al menos para mi, un lugar de mucho placer y diversión...

Era a media luz y tenía un rincón con pared a la altura de mi frente, dentro de ese rincón había un mesa de mosaico en forma de L en la cual se podía uno acomodar para entregar el tesoro buscado por los machos...

Lo que mas me gustaba era llegar y empinarme desnudo sobre la mesa justo a la entrada del rincón, para que todo el que llegara se topara con mis nalgas, mojadas por la condensación del vapor...

Empinado, esperaba pacientemente a que fueran llegando los hombres, mi cuerpo, esteramente desnudo, se iba cubriendo de esa humedad, por momentos me acariciaba los senos que la gravedad atraían a la mesa mojada y mis pezones se excitaban al contacto de esa superficie y unas gotas frías que caían desde arriba me despertaban la sensibilidad de la espalda...

Entonces uno a uno llegaban los hombres, los pasivos solo miraban, algunos me regalaban una caricia o una nalgada, algunos me metían un dedo en la ranura, algunos frotaban su pelvis sobre la carne de mi trasero, con sus miembros en estado de flacidez, pero los mejores llegaban y al descubrir lo que buscaban, me penetraban, algunos acariciado partes de mi cuerpo, otros solo aliviando su carga seminal, dejándomela dentro o regándomela por fuera...

Hoy ese rincón ha desaparecido, tal vez cuando esto de la pandemia termine y yo vuelva al club alguien haya tomado nota y resucutado ese rincón en el cuarto de vapor...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Juanito

 

Anoche recordé a Juanito, a su perfecto miembro, grueso, largo y firme. Lo conocí en el lugar de los encuentros y un buen día le dí mi número. Pocos días después me llamó, llegó a mi departamento y desde ese día se le hizo habitual visitarme hasta dos veces por semana...

- ¿Cómo estás amor? ¿puedo verte al rato? 

Esas eran sus llamadas, mi corazón brincaba de emoción al oírlo y con prisa mi mente revoloteaba buscando una excusa para poder escaparme temprano del trabajo o tomar un almuerzo largo para poder ir a pasar un rato con ese hombre...

A veces yo llegaba primero y lo esperaba completamente desnudo, él llegaba, me daba su miembro en la boca, yo lo besaba, lo lamía, lo chupaba y lo sentía ponerse duro, entonces colocaba un anillo de metal en la raiz de su fierro, las venas se le marcaban aún mas y entonces yo me montaba sobre el sofá, abriendo las piernas y ensalivándome el culo...

- Métemela despacito, no me vayas a lastimar

Acomodaba entonces la punta de su trozo de carne a la entrada de mi cuerpo y poco a poco me hacía dilatar mi ano, poco a poco entraba en mi intimidad y me iba llenando de placer, mis ojos se cerraban y mi boca se abría en gemidos ahogados por que, aún enmedio de tanto morbo y lujuria, me preocupaban los vecinos...

- Dale papi, dale, uy que rico

Las frases de siempre pero siempre espontáneas y sinceras

- Toda amor, métemela toda, así, así

- Bájate al piso y para ese culito para cogerte como perra

Entonces yo, obediente, me ponía en cuatro, levantaba mi trasero y ponía una de mis mejillas sobre la alfombra, el hombre se plantaba sobre el piso, con la mirada orientada al lado opuesto de mi cabeza para que su miembro entrara desde arriba y haciendo palanca al penetrarme al revés...

Así llegaba a rincones virgenes de mi interior, gozabamos juntos por lo menos hora y media, eran tiempos felices...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Por La Ventana

 

Unos ayeres atrás me llamó un hombre que conocí a través del Twitter, ya nos habíamos visto y me había dado una buena cogida la semana anterior, al recibir su llamada se me aflojaron las rodillas y dejé lo que estaba haciendo para ir a su lado...

Al llegar me esperaba una sorpresa... me dijo que su prima había llegado y que estaba viendo la tele en la sala...

No podría entrar al apartamento... pero me dijo que podía entrar por la ventana de su recamara... ¡por la ventana!

Creo que era la primera vez que me tocaba hacer tal cosa, me han metido a escondidas a algunas casas para cogerme pero nunca por la ventana...

Igual y la carne es débil, además el hombre tenía buen miembro y a eso nunca he podido negarme...

Fuí a donde me dijo y me colé por la ventana con temor a ser visto por algún vecino, pero caulquier temor se disipó ante la idea de estar ensartado con las piernas bien abiertas por el miembro de ese hombre que se arriesgaba a todo con tal de hacerme su putita...

El hombre no me defraudó, me tomó por la nuca y acarició mi cabello mientras yo le lamía los huevos y poco a poco devoraba su miembro que iba creciendo mas y mas con cada caricia de mi lengua hasta que alcanzó su máxima erección y me pidió ponerme de perrito recargado sobre la orilla de su cama y ahí mismo sobre el piso alfombrado me penetró, lentamente al principio para evitar hacer algún sonido delator...

Me hizo su hembra hasta llegar al punto de llenarme con su semilla, al terminar me dió un rollo de papel y me agradeció haberle entregado mi cuerpo, me vestí y salí por la ventana con las piernas un poco debilitadas pero feliz...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

El Manoseo

No todos mis encuentros terminan en coitos monumentales... 

Lo que les voy a contar, ocurría con mucha frecuencia antes de la pandemia y no creo que cambie en el futuro, es algo con lo que los que gozamos en el cruising a veces tenemos que pasar...

Después de algunos días de castidad, me presenté al lugar de los encuentros y después de enseñar el trasero al aire como siempre, se me acercó un joven de anteojos que me ofreció su miembro y que mientras se la chupaba me acaricio las mejillas, los pechos y, sobre todo, el trasero... 

Cuando la tuvo bien dura, se sentó y me hizo voltearme para verme las nalgas, con mucha emoción le acerqué mi trasero a la cara y me bajé el bikini...

Pero cuando me disponía a sentarme sobre su lanza y devorarla dejando que me la deslizara entre el surco que separa mis gluteos, el joven soltó un chorro de leche sobre la carne de mis nalgas al tiempo que gemía y se disculpaba por la brevedad de nuestro encuentro...
Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)
 

Sensaciones Solitarias

 

Todavía disfruto se las sensaciones solitarias, bajarme poco a poco los pantalones, dejando al descubierto la carne de mis glúteos, sentir la frescura de mi desnudez tratando de calmar el calorcillo de mi ligera fiebre de lujuria...

Imaginar unas manos ásperas tocarme las nalgas, acariciármelas, apretármelas, separarlas para dejar entrar la frescura del medio ambiente y desperar la erogeneidad de mi anillito, cerrado, apretado pero ansioso de abrirse a la firmeza de un miembro duro, caliente y palpitante...

Estoy seguro de que allá afuera hay alguien que extraña mis moditos de pasivo ligero y dadivoso a la hora de compartir mi boca, mi lengua, mis nalgas y mi abertura anal...

Espero volver pronto y que estas sensaciones solitarias se vuelvan algo del pasado.

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Todavía No

Me escriben diario, cada vez alguien distinto, me halaga que me busquen para coger pero me da pena no poder salir a entregarles lo que de mí quieren...

Desde que comencé este cautiverio voluntario solo salgo a por los víveres y uno que otro asunto urgente, entonces me es muy dificil encontrar una excusa para salir a putear...

Lo he hecho con mucha dificultad solo un par de veces, una de ellas fuí al depa de un amigo a recibir a un par de hombres, y las otras fuí mis tiendas de juguetes para adultos...

Extraño mucho caminar por los pasillos del spa de Los Angeles a donde iba a pasar algunos días, en esos pasillos me han dado mucho placer, a veces contra la pared, a veces en el piso y otras en esos cuartos donde puede uno ser la puta mas caliente del lugar...

Espero volver algún día y todavía provocar deseo en los machos que cada vez son mas jóvenes, al reves de lo que me está pasando a mi en este encierro...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

En Brazos De Un Hombre

Estar en los brazos de un hombre no me pasa muy seguido, generalmente es solo mamarle la verga y dejar que me la meta, ponerme en cuatro, abrirme de piernas o de nalgas, ponerme piernas arriba y dejarme lamer el hoyito o ser penetrado, a veces lento, a veces rápido, a veces con delicadeza, a veces con algo de violencia, a veces siendo llamado princesa, a veces puta o perra, no es queja, siempre lo disfruto...

En casa de Mike me han tocado los mas cariñosos, que me abrazan tanto antes como después del acto sexual, es delicioso estar ahí, escucharles el corazón recobrar su ritmo despues de acelerarce al eyacular, alcanzar a sentir el aroma de su sudor, sentirme pasivo, casi femenino al cuidado de ese macho que me acaba de hacer suyo, ya quiero volver a sentir eso también...

Por ahora sigo solo, duermo desnudo y solo, soñando con ese complice sexual que siempre cambia de miembro y rostro pero que siempre me hace feliz...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Siempre No, Pero Yo Sí

 

Lo de ayer no se logró, mi amigo no pudo escapar de sus obligaciones para pasar un rato de placer conmigo, pero no fué un día perdido, no.

Fuí yo quien, despues de todo, me dí una escapada a mediodía al lugar de los encuentros, sí, después de todos estos meses, volví y al llegar me encontré con los viejos conocidos, un jovencito y uno un poco mayor, ambos me han tenido, he gozado en el pasado de sus miembros tanto por la boca como por detrás, ambos han llegado a mi departamento y en este momento el recuento fue solo oral...

Comencé mamándosela al de mayor, tiene una verga grande y gorda y es incansable a la hora de coger, pero como no traíamos condones no hubo anal, a poco se acercó el joven, muy guapo él, de ojos grandes y barba cerrada, me ofreció su miembro y entonces fue su turno, varias veces cambié de manjar, mientras saboreaba una verga el otro paseaba su miembro entre mis nalgas pero sin llegar a penetrarme hasta que ambos descargaron su esperma...

Después de tanto tiempo ambos habían perdido mi número teléfonico y me lo pidieron...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Quizas Hoy

 

Ayer encontré un anuncio en internet de uno de mis picadores ofreciendo sus servicios...

Casi se me sale el corazón de la emoción, desde que comenzó el distanciamiento social, yo desconecté mi celular "vergatario" y por lo mismo no he tenido contacto con ninguno de ellos...

Respondí al anuncio diciéndole que lo extrañaba y que quería que me volviera a coger...

No tiene un miembro muy grande pero vaya que lo sabe usar, me dice que le encanta mi trasero, me hace ponerme en cuatro y me toma fotos para calentarse cuando no nos vemos, luego me penetra despacito, dejándome gozar de cada centímetro mientras me la va metiendo, me hace gemir y pedirle que me goce al darme su fierro, me abre las nalgas para poder llegar mas y mas adentro y luego se mueve con calma, entrando y saliendo de mi cuerpo y dandole tiempo a mi piel interior a sentir cada una de las caricias de su miembro...

Quedamos de vernos hoy si es que se podía escapar del trabajo y me emociona pensar que en un rato mas es posible que me haga suyo despues de tanta ausencia...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Un Sueño

 

Los detalles que rodearon el evento son irrelevantes para este relato, lo importante es que lo ví acercarse, son una sonrisa un tanto retorcida, como diciéndome "no te la vas a acabar"...

Me senté en cuclillas en un rincón oscuro del lugar de los encuentros, mi rostro quedó convenientemente a la misma altura de los botones de la bragueta de sus jeans, el manjar se veía abultado, el hombre se desabotonó aquello y me ofreció su parte, un poco inchada, con ese embriagante aroma de sudor y de lujuria, yo le acaricie lo largo y lo sostuve por los testículos para llevármelo a la boca...

Mi lengua lo recorrió desde la punta hasta la raiz, luego abrí y lo dejé entrar, lo apreté con mis labios, mi lengua fue la alfombra roja por la que se desplazó hasta el fondo, hasta mi garganta, lo gocé entrando y saliendo, mi lengua era como su pareja de baile y bien acoplados danzaron dentro de mi boca...

Largos minutos hasta que en un estertor y no se porque razón desperté abruptamente, con un poco de baba en mis mejillas...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

¡Agárramelas!

Con todo y que a veces no falta quien me tome para descargar sus ardientes leches, no todos atienden la necesidad de caricias que mis nalgas tienen...

Si alguna vez se cruzan en mi camino, no dejen pasar la oportunidad de ganarse mi cariño acariciándomelas, dándoles uno apretoncitos; antes, durante, o después de la penetración, siempre se agradecen...

Agradezco mucho a aquellos me las aprietan sobre la ropa, antes de desnudarlas, a esos que meten mano entre mis calzones ansiosos por sentir su redondez, firmeza y calor, a aquellos que prefieren bajarme los calzones, apretujarlas y a veces darme unas mordiditas antes de separarlas y estre ellas buscar esa tibia abertura donde meter su fierro destripador y realizar su penetrante e inseminante tarea...

Siempre recuerden que no todo es meterme el pitow

agarrarme las nalgas es parte importante del rito

 

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_)

Ayer, un gustito y un sustito

Ayer sentía no aguantar mas las ganas y me aventuré a unas cabinas...

Había unos cuantos clientes, no me animé a ofrecerme a ninguno de ellos, con solo estar ahí me sentí feliz y excitado, busqué entrar a mi cabina favorita pero estaba ocupada, fui y me metí a otra, alrededor se alcazaban a escuchar los videos corriendo con gemidos varios, me bajé los pantalones, me acaricié las nalgas y los pechos mientras miraba un video de anal hetero, mi tema favorito...

Un hombre abrió la puerta, me miró las nalgas, creo que era pasivo por que cerró la puerta y se alejó, no hubo mas de eso, salí y traté de abrir otras puertas, en dos de las que abrí había hombres pero ninguno me animó a meterme... decidí dejarlo por la paz y salí del lugar con el corazón palpitante por haberme atrevido después de tanto tiempo...

El susto fué camino a la salida, mientras yo salía un auto patrulla del sheriff iba llegando, seguro a husmear por los pasillos y repartir infracciones, he tenido suerte, no creo volver a ese lugar pronto.

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_) 

Al Oirme Se Le Pone Dura

- No manches Selvio, nomas al oirte se me puso dura

Me dijo Salvatore, él es uno de mis hombres favoritos, él no busca que se la chupe, él solo me la quiere meter.

Cuando lo conocí en el lugar de los encuentros, era que yo lo veía llegar, chasqueaba mi lengua para llamar su atención, luego me bajaba los pantalones y me empinaba sobre la banca de mi cubículo dejando expuesto mi trasero hacia la entrada...

Salvatore llegaba a la entraba y me miraba en posición, yo solo escuchaba su respiración e imaginaba sus movimientos, lo imaginaba sacando su miembro de entre su ropa, darse un breve masaje para hacerlo despertar y después acercarse a mí, sentía la punta de su miembro caliente y duro acariciar la entrada de mi abertura y poco a poco meterse en mi recto...

Sentía todo ese grosor y calor írseme metiendo, luego moverse en mi interior acariciándome todo por ahí dentro, sentía sus redondos y calientes testículos rozar el el exterior de mi ano, me hacía gemir, algunos curiosos de acercaban a gozar de ese espectáculo...

Luego de unos minutos lo sentía acelerar el ritmo de sus embestidas, subir el volumen de sus gruñidos y aumentar la fuerza de su abrazo, entonces estallaba dentro de mí, llenándome de semen caliente...

Lentamente retiraba su mienbro dejándome el ano dilatado y escurriendo un poco de su leche, se limpiaba, se vestía y se alejaba...

Alguna de esas veces le dí mi número de teléfono y él me llamó un par de veces para visitarme en mi depa, una de esas veces me confesó que se excitaba al escuchar mi voz... con eso acabó de enamorarme.

Síganme en twitter y díganme que leyeron mi blog @corazonselvio (_!_)  

Las Cabinas

A las cabinas llego de vez en cuando, son cabinas individuales con un asiento y una pantalla traga-billetes para mirar porno.

Llego y recorro los pasillos mordiéndome los labios y mirándoles el paquete a aquellos que deambulan por ahí sin todavía decidir a cual cabina meterse, mis favoritas son las del final de uno de los pasillos.

Hasta una de ellas llego, me meto y dejo la puerta apenas abierta de manera estratégica para que puedan asomarce si lo desean, pongo un billete y busco un video, preferentemente uno de anal hetero y mientras miro a una rubia nalgona siendo penetrada de manera anal por un largo miembro de color, yo me bajo los calzones y empino mi culito en dirección a la abertura de la puerta.

Los mirones se asoman, algunos solo miran, algunos distraidos la abren y se sorprenden al mirar mi trasero expuesto, mis nalguitas abiertas ofreciendo su abertura para quien se atreva a entrar, algunos cierran la puerta y se alejan, algunos me regalan una caricia o una nalgada y los mas osados, se meten y cierran la puerta con seguro detrás de ellos, me ofrecen su miembro y yo cumplo sus deseos...

Algunos buscan una boca que les desleche la verga y otros buscan gozar de la tibieza entre la carne de mis nalgas con la firmeza de su miembro, me penetran, ahogamos los gemidos que igual se disfrazan con los de la rubia del video y ambos, el hombre y yo gozamos...

Síganme en twitter @corazonselvio (_!_) 

Ellos llegan solos

Siempre he tenido manera de conseguir placer, un tiempo era tan solo el cruising, luego con la internet se abrió un mundo de posibilidades. 

Algunas páginas web y algunas aplicaciones... ahora me llegan mensajes queriendo visitarme y tener sexo conmigo, lo bueno es que eso es exactamente lo que yo busco.

Ellos llegan, algunos son tímidos y me dejan la iniciativa, otros llegan, se bajan el cierre y me ofrecen su virilidad, algunas erectas, otras flácidas y que yo disfruto al hacerlas endurecer. Hay otros que llegan, se encueran y me encueran entre caricias, haciéndome suyo de manera inmediata.

Yo me les entrego, casi a todos los recibo desnudo y a veces me visto con algunos puti-trapitos.

Me gusta besarles y lamerles la polla, ponérselas bien dura y entonces ponerme en cuatro sobre el sofá y mostrarles mi abertura anal, ansiosa y lista para que me penetren, es un ritual que pudiera parecer repetitivo pero yo lo disfruto cada vez.

He gozado de diversos penes y maneras de ser penetrado, no tengo queja de ninguno, me encanta que lleguen y que aun en estos tiempos me escriban pidiendo poder venir a visitarme.

Ellos llegan solos, síganme en twitter donde tengo textos, fotos y videos @corazonselvio (_!_)

Sigo en guardia

Hace ya casi un año desde que comenzó el encierro, un par de visitas y escapadas al lugar de los encuentros pero en general mucho celibato obligado.

Me entretengo trabajando desde casa y tuiteado a escondidas (no daré mas detalles al respecto, no pregunten) hoy decidí volver a bloguear, no se si logre mantenerme escribiendo pero voy a tratar.

Por lo pronto solo puedo contarles algunos recuerdos y uno que otro pensamiento o fantasía, porque todavía no veo para cuando vuelva a tener contacto con un hombre al desnudo, aunque se parcial.

Extraño mucho ir y intercambiar miradas de complicidad, acercarme a un hombre, tocarle el bulto e inclinarme a acercar mi boca a la bragueta que deja escapar ese animal que llevan dentro, que me llena la boca con su palpitante carne y su embriagante sabor y aroma.

Sentir un miembro en la boca endurece poco a poco el mio y mas si el hombre alarga su mano y me acaricia algo, a veces las mejillas, a veces las tetillas y a veces los glúteos.... ay que rico.

Sigo encerrado, en guardia en contra del virus... 

Síganme en twitter si pueden @corazonselvio (_!_)