Blogia
Selvio

El regreso de

Ayer me suspendieron la cuarta cuenta de twitter, ya no sé si volver o no, es muy frustrante.

Lo bueno fué que esta mañana me visitó el Botas. Lo recibí boca arriba en el sofá, con mi cabeza colgando en la orilla y la boca abierto para engullir su miembro.

¡Ay que rico me la mamas! me decía entre gruñidos de placer. Mis labios acariciaba todo lo largo de su miembro mientras su cabeza acariciaba mis anginas.

Ambos gozamos, luego se sentó y yo me acomodé entre sus piernas sin dejar saborear su endurecida virilidad, por momentos la cabeza, por momentos el tronco y por momentos sus colgantes testículos.

Mis tetillas rozaban sus velludos mushos y hacían endurecer mi pequeño clity.

-pon el espejo para mirarte el culo

Y yo obediente acomodé el espejo para darle el mejor especta-culo...

Me acomodé como perrita para seguir mamando y apunté mi trasero había el espejo... Me separé los glúteos para ofrecer una mejor visión de lo que él iba a romper minutos mas tarde.

-Ya ponme el condón y acomoda unas almohadas para que te la meta con las piernas sobre mis hombros

Eso hice y eso me hizo. Me lastimó un poco al penetrarme de inicio pero despues todo fue placer del bueno.

Los comentarios aqui se borran, mándame tus comentarios directo a mi correo selvioblog@gmail.com gracias.

0 comentarios