Blogia
Selvio


Un Sueño Homoerótico [solo adultos]

<hr>Un Sueño Homoerótico [solo adultos]

Tuve un sueño con uno de mis seguidores y la verdad no veo problema ético en contárselos...

Llegué a visitarlo a su cuarto de hotel, me recibio con un abrazo cariñoso y un beso, en ese abrazo nuestros cuerpos gozaron uno del otro sentimos vibrar nuestra piel bajo nuestras ropas, nos quitamos los zapatos y nos sentamos a platicar sobre la cama, como buenos amigos...

Parecía que nada pasaría, estábamos a media luz y luego de un par de minutos le pedí q me diera un masaje a lo cual accedió gustoso...

Tuve que quitarme la ropa para que no se manchara con la cremita que iba a usar para el masaje. Ya encueradito me tendí sobre la cama y él se sentó sobre mí de manera que sobre mis nalgas podía sentir su miembro a traves de sus pantalones lo cual me excitò mucho pero me contuve...

Untó sus manos con la crema comenzó a deslizarlas suavemente por mi espalda, de la cintura al cuello y viceversa, con suavidad pero con firmeza...

Todo era silencio, lo único que se podía oír eran los gemiditos de placer que sus caricias me arrancaban...

Solo me quedaba puesta mi tanguita roja que dejaba al descubierto mis nalgas y él me decía que estaban deliciosas, que le encantaban. Masajeando entre mis piernas rozó, sin querer y por encima de mi tanguita, la ranura entre mis gluteos y me provocó un estremecimiento delicioso...

Se disculpó y siguió con su masaje, se enfoco en el area cercana a mi culito rozandolo sobre la tanga, no dije nada pero levanté el trasero...

Siguio, suavemente sobre mi tanga, recorriendo toda mi ranurita, luego la hizo a un lado y siguió con sus dedos por entre mis nalguitas, comenzó a meterme los dedos, moviéndolos en forma rítmica y segura, abriendome el hoyito y preparandolo para "algo mas" entonces comenzó a besarme las nalgas y lamer mi culito y me preguntó "¿puedo?" A lo q respondí con un "sí" q me salio desesperado.

Un "si" suplicante por q me moria d ganas d tenerlo dentro, queria que metiera su polla en el culito y me cabalgara frenéticamente, quería ser la puta más puta, saciarme de verga, de placer, de calentura...

No supe ni como pero ya la tenia adentro, cambiamos posiciones, me puso a la orilla de la cama y me la ensartó sin dejar d manosearme todo, me monté en su verga, me puso en cuatro patas, me cogió como perra, no me soltaba y sentía que se me iba el aire con cada una de sus embestidas...

Sentía desfallecer mi cuerpo, jamás pensé que existiera tanto placer, no quería que acabara nunca, perdí la noción del tiempo y del espacio, sólo estaba ahí, recibiendo la mejor cogida de mi vida a manos de alguien que apenas conocía, me ensartó su miembro con violencia, con suavidad, me cogió despacito y luego rápido como si le fuera la vida en ello... Lo hizo incontables veces hasta que lo sentí venirse y fue glorioso, eyaculo una y otra vez dentro de mi...

Nos dejamos caer en la cama, sudados, temblorosos, todavía sentía como palpitaba su miembro dentro de mi cavidad anal... ¿Cuando lo haremos realidad?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

FABRICIO -

Genial tus relatos Selvio, em ponen a mil jejeje, hacía tiempo no me exitaba tanto leyendo algo así, felicitaciones y éxitos !
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres